"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

11 de mayo de 2009

Este miércoles

En octubre de 2007, Benedicto XVI alabó el papel del deporte, "cuando es vivido con espíritu justo".

Recordó que la práctica del deporte "ayuda a promover el desarrollo de la persona" y "ayuda al hombre a percibir las propias capacidades como un talento y la vida como un don de Dios", y entre las virtudes que se pueden vivir gracias a él, mencionó "la tenacidad, el espíritu de sacrificio, disciplina interior y exterior; y además, un sentido de justicia, aceptación de los propios límites, respeto por el otro".

El fútbol es un deporte firmemente alojado en el corazón de Europa, y su poder de penetración en la sociedad es asombroso; por ello, los ejemplos que se muestran en el fútbol (que muchos consideran una verdadera "escuela de vida") son doblemente importantes, tanto los buenos como los malos.

Y entre los que se pueden ver semanalmente en los campos de Europa... hay uno especial. Uno que entiende de un modo particular, radical y entrañable esa "aceptación de los propios límites" de la que hablaba el Papa. Hace tiempo definió para sí esos límites: las provincias de habla vasca. Y unos criterios: haber nacido en ellas, o haberse criado en ellas (nada que ver con racismos ni RHs, como algunos ignorantemente aún sostienen). Eran unos límites estrechos, provincianos, que le condenaban al desastre seguro, en una era en la que el dinero permitía superar todos los límites y borrar todas las fronteras... sólo a los ricos.

Pero ese equipo aceptó esos límites, asumió ese "espíritu de sacrificio", y miró a su interior. Y en él vio a todo un pueblo que se veía reflejado en él, y que por eso se le entregaba con todo el corazón, para darle aliento hasta la última batalla. Y no sólo el pueblo vasco: el sueño del Athletic era asumido, compartido y apoyado por miles y miles de personas de todas partes de España, que alababan su renuncia en pos de la justicia, su autolimitación contra la globalización de los millonarios; su opción por los niños de su pueblo frente a los profesionales. Su distributismo futbolístico, si se quiere: cada uno de lo suyo, aunque sea poco, y siendo feliz con eso. Sí, Chesterton también sería del Athletic.

Como lo somos tantos hoy, mañana, el miércoles y el resto de nuestras vidas. Porque el Athletic ha demostrado que la fuerza extra que le da esa limitación por un bien mayor supera todas las expectativas. Y así, cuando año tras año muchos le dan por muerto, como Lázaro, se levanta de la muerte aparente y vuelve a triunfar. Y este miércoles, en Valencia, nos elevará a todos de nuevo con él, en su enésima final de Copa. Quizás el Barcelona, el mejor equipo de fútbol de la historia reciente, nos gane. O quizás, la Virgen de los Pobres, la Señora de Fátima que "un trece de mayo bajó de los cielos en Cova de Iría", decida brindarnos un nuevo milagro y el Athletic vuelva a ser campeón. En cualquier caso, no importará, porque el milagro ya se ha hecho, y se sigue haciendo cada dos domingos en San Mamés.

Pero este miércoles será especial, y todos los valores que el Santo Padre pedía al deporte, se verán reflejados en el Turia, y multiplicados por mil.

Este miércoles todos soñamos. Que Aquél a quien los leones obedecieron por mediación de San Mamés bendiga este sueño y lo haga durar al menos otros cien años más.

ATHLETIC, EUP!!!!!!!!!!!!



Escrito por Eleder a las 10:37 p. m.

2 aportaciones

Blogger Juan-Luis dijo:

Desde luego... tuve un profesor que me explicaba Cristología con los goles de Caminero.... No te llega a la altura del zapato, jajajajajajaja...

1:01 p. m.

 
Blogger Último Íbero dijo:

Lástima que al final pudieron los millones de euros en bruto pero con un buen entrenador.

Y lástima el bochorno del Himno. :(

10:20 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!