"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

26 de febrero de 2009

Dije que iba a hablar de las elecciones vascas

Sí, dije que hablaría de las elecciones vascas... Eso os enseñará a no fiaros mucho de mí :D

Pero, a falta de muy pocos días, si quiero hacer algunos comentarios, en parte porque he tenido la opoertunidad de participar en Hautagaua, una iniciativa independiente que quiere impulsar el debate político en internet, y que va a agrupar a varias personas la tarde del domingo, entre el cierre de los colegios y la aparición de los resultados finales, para bloggear, twittear y, en definitiva, hablar sobre el transcurso de las mismas. Es una iniciativa del grupo "Politika 2.0".

Hace unas semanas ya di algunas opiniones, muy genéricas. Ahora voy a mojarme algo más.

Las encuestas indican que es posible la alternancia, esto es, un lehendakari no del PNV. Esto sería un hito en la historia reciente del País Vasco, y creo que sería bueno para todos, incluyendo el PNV.

Para que esto ocurra, sin embargo, tienen que darse varias circunstancias:
  • que el PSE obtenga más escaños que el PNV (según las encuestas, complicado)

  • que el PP y PSE (y quizás UPyD) saquen mayor número de escaños que PNV, EA, EB y Aralar (esto parece probable)

  • que los partidos no nacionalistas se alíen para poner al candidato del PSE en el poder (improbabilísimo: con la situación actual, al PSE no le conviene de ninguna manera llegar al poder apoyado por el PP. Y ha dicho repetidas veces que no quiere "gobiernos frentistas")

  • si no, que se alíe con el PNV (y también me resulta improbable que el PNV acepte apoyar a un lehendakari de otro partido)


Conclusión: creo que puede darse la alternancia... pero que no se va a dar.

Lo más probable es una victoria por poco del PNV, una alianza entre éste y el PSE, y reeditar el bipartito de Ardanza, con un lehendakari que no sea Ibarretxe. La opción de "gobernar en solitario con apoyos puntuales" va a estar esta vez más complicada, a no ser que el bloque nacionalista consiga más escaños que el bloque no nacionalista.

Y cosas que no me hacen gracia:
  • Un lehendakari del PSE, aunque me gustaría en tanto en cuanto supondría una ruptura con el pasado, en realidad sólo me gustaría por eso. Como católico, pese a la tibieza del PNV en muchos aspectos, lo prefiero al PSE. Y tras ver la experiencia de Maragall en el PSC, tampoco tengo claro que no vayan a comportarse como "nacionalistas un poco moderados", con lo que ruptura habría poca.

  • La política de bloques. El País Vasco necesita más políticas integradoras (por ejemplo con el euskera), y el único partido que puede estar un poco en medio, el PSE, no se ha caracterizado en la política española (como PSOE) precisamente por levantar puentes y llegar a acuerdos entre bloques

  • Por otra parte, nuevamente hablando como católico, sigue sin haber ningún partido que me parezca aceptable. De hecho, la nómina de partidos agresivamente laicistas ha engrosado, gracias a UPyD. Si aún votara en la CAPV, tendría un grave dilema nuevamente


En cualquier caso, será una noche interesante. Y aunque no me guste el juego de la política de partidos, es el juego que nos toca jugar... al menos esta semana. ¡Que sea para bien!

Escrito por Eleder a las 12:57 p. m.

1 aportaciones

Blogger Último Íbero dijo:

Ami, personalmente, no me gusta ni la opción de que siga el PNV en el poder ni que le pueda sustituir el PSE.

En el primer caso es más de lo mismo: 30 años del mismo partido en el Gobierno ni es sano ni es bueno.

En el segundo caso creo que veríamos lo mismo que sucede en Galicia y Cataluña: los socialistas serían más nacionalistas que estos ya que necesitan demostrar que son "de la tierra" y no unas meras subcontratas de "Madrid" (como el PNV, CiU, ERC y el BNG insisten en señalar machaconamente una y otra vez).

Es poco probable que el PP y el PSE lleguen a un acuerdo estable ya que gran parte de la política socialista de los últimos diez años ha girado en torno al mensaje de que el PP es "derechona" y poco más que "heredero natural del franquismo de los años cuarenta". Así que es improbable que pueda justificar pactar algo con ellos sin tragarse su discurso nacional de la última década".

Como parece que mañana no surgirá ninguna mayoría suficiente (ni el tripartido actual, ni el PSE) lo más probable es que se templen gaitas, se hagan guiños entre PSE y PNV y volvamos a la época Ardanza (menos soberanismo aparente pero el mismo agobiante nacionalismo).

Y si Pachi López logra ser Lehendakari pronostico que en dos años presenta el "Plan López" de nuevo Estatuto que dejará corto al "Plan Ibarretxe" y esta vez el PSOE lo dará por bueno y no pasará nada.

Y me quedo con la duda de si UPyD entrará en el Parlamento o no. Si entra, desde luego, vamos a tener nuevos aires en la cámara de Vitoria. Será digno de ver.

10:43 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!