"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

11 de noviembre de 2006

Viendo Fantasmas

Estoy yendo un tanto más al cine esta última temporada. Esto tiene sus riesgos, claro. Hay que tener mucho cuidado para no cometer errores espantosos (pero también arriesgar un poco; "El diablo viste de Prada", por ejemplo, frente a -casi- todos los pronósticos, me gustó).

Pero ver "Los fantasmas de Goya" era insoslayable, por la participación de mi musa Natalie Portman (ya he pensado en otras ocasiones este dilema: ¿puede redimir la belleza a la maldad, o peor, a la tontería?).

Y al final no ha sido tan malo. Sí, los modernísimos tópicos del siglo XIX sobre la malísima Inquisición española (que, con lo mala que pudo ser, fue la más suave de todas las Inquisiciones europeas; las protestantes -como la alemana- fueron bastante más duras; pero el español es el primero que se cree su propia Leyenda Negra, y así nos va).

Al menos la película también da lo suyo a la "Liberté, Égalité, Fraternité". Y, en cualquier caso... es una buena película, con una estética por momentos impresionante, y un argumento reconocible (no como otras que no quiero señalar). Y la capacidad actoral de Natalie, que algunos ponen en duda, vuelve a revelarse increíble, realizando tres papeles en la misma película, a cual más particular, y los tres con éxito.

No voy a llegar a recomendarla, pero al menos sí quiero reconocer que tiene otras cosas aparte de los errores comunes... y eso, en el cine de hoy en día, tristemente, es algo.

Escrito por Eleder a las 11:49 a. m.

3 aportaciones

Blogger Imperator dijo:

La Inquisición española mató a bastante menos gente que en otros países, sin duda. Pero es cierto también que ningún otro país tuvo una Inquisición con tal grado de influencia política y social.

8:59 p. m.

 
Anonymous Margari dijo:

Hola!
Gracias por pasarte por mi blog y dejar tu huella.
Te visitaré a menudo; ya te tengo fichao!!! ;)

2:30 a. m.

 
Blogger Azelaïs de Poitiers dijo:

Hola guapo! Siento tener que llevarte la contraria totalmente en tu juicio sobre la película. Bueno, lo admito, excepto en lo referente a la actuación de Natalie Portman. Realmente buena se mire por donde se mire. Yo siempre digo que a esa chica la que le falla es la dobladora, que es mala, la condenada.

Por lo demás, es cierto que no hay película ambientada en la España de determinada época en la que no salga la inquisición, parece que no ha habido en otro sitio, cuando tienes razón al decir que la inquisición de los países protestantes fue bastante más dura. En cualquier caso, no creo que se cebaran especialmente con ella en la película ni que aparecieran cosas que realmente no se hicieran. ¿Torturar? Se hizo y mucho, a juzgar por toda la documentación del tribunal, que hasta escribían todo lo que decían los acusados a lo largo de las torturas (incluyendo los "denme agua por favor, denme agua, ay que me matan sin culpa" (verídico) y demás testimonios no especialmente condenatorios. Por lo demás, en toda la película sólo matan a una persona y le ofrecen la posibilidad de confesarse. Lo único que me chirría es que retengan durante quince años a los prisioneros. No he leído lo suficiente para negarlo rotundamente, pero de cualquier manera me parece absurdo retener a los acusados durante tanto tiempo. No sé, retener prisioneros tanto tiempo resulta un gasto estúpido, por poco que gastaran en los presos. A la gente de normal la soltaban pronto. En la hoguera o en su casa, jajajaja. El "esperado" juicio no solía tardar más de un mes o dos (juraría) y generalmente el que peor salía parado era por vergüenza pública. Pelo rapado, desfile encapirotado y eso. Condenas a muerte en la hoguera fueron bastante escasas pero también las hubo. Especialmente en personas que se empecinaron en seguir en sus trece. Generalmente un arrepentimiento a tiempo (aun de algo no cometido) era suficiente para que a uno lo liberaran con las marcas de vergüenza de turno y poco más. Por lo demás, el que conseguía no confesar nada solía ser liberado sin mucho problema (claro, si conseguía no confesar pese a la tortura, que no era cosa fácil).

Tema de inquisición aparte, no puedo decir que la película me gustara. La ambientación me pareció interesante, la continua aparición de lienzos de Goya y de otros autores (ese "Jardín de las Delicias") y demás fueron muy de agradecer. Sin embargo, creo que la película estaba plagada de escenas innecesarias que me dejaron bastante fría. El guión era bastante sin más y las escenas en cuestión hacían que la película se saliera un poco de madre. No sé, la verdad es que esperaba algo mejor del director de "Amadeus". Quizá con esa misma historia se podía haber hecho una muy buena película.

En fin, el mejor momento fue cuando apareció el doble exacto de Fernando VII, menudas risas hicimos. Y bueno, con la canción del pelele, que me da que más de uno se la habrá bajado para aprenderse la letra. Por cierto y hablando de canciones: qué mala-malísima la banda sonora. No nos sonaba de nada el que la compuso (que no compositor) y a Dios gracias, jeje.

6:48 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!