"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

22 de julio de 2006

Contra Sagan

Andrés trajo a colación hace tiempo este artículo de Carl Sagan asumiéndolo como su opinión frente al aborto.

Básicamente, y me arriesgo a resumirlo en dos frases, Sagan opina que la única forma segura de decidir consuetudinariamente cuándo un feto se convierte en humano, es aplicarle la única característica que, según él, define a un ser humano: las ondas cerebrales. Así, la frontera de licitud está, para él, en los seis meses de embarazo.

Lo curioso es que el artículo es extremadamente prudente. Empieza diciendo que el del aborto es un tema de "defensa de la vida, por unos, contra "defensa de la libertad", por otros". Reconoce que la cuestión central es la de cuándo un feto se convierte en un ser humano., y advierte del problema del "deslizamiento".

Pero luego incurre en contradicciones graves, a mi entender. "¿Por qué, pues, no se considera asesinato destruir un espermatozoide o un óvulo si uno y otro son tan humanos como el óvulo fecundado producido por su unión, y en cambio sí se considera asesinato destruir un óvulo fecundado, aunque sólo sea un bebé en potencia?" Esta pregunta me extraña, demostrando el articulista tanta sutileza, y siendo ella de respuesta tan obvia: porque ese óvulo fecundado contiene, en sí mismo, la misma dotación genética que el ser humano que puede ser después. Y por separado no; por eso, todo el resto de argumentos sobre la "aniquilación de espermatozoides" no tiene sentido.

"Diferentes tipos de acción mental revelan distintas clases de ondas cerebrales, pero las pautas regulares típicas del cerebro humano de un adulto no aparecen en el feto hasta cerca de la trigésima semana del embarazo, hacia el comienzo del tercer trimestre. Hasta entonces, los fetos, por vivos y activos que parezcan, carecen de la necesaria arquitectura cerebral. Todavía no pueden pensar."

Ay, el deslizamiento... Bien. Pero yo he leído, en posiciones extremistas, argumentar que alguien no puede ser considerado "ser humano" hasta que no adquiere capacidad moral, hasta que no es capaz de distinguir el bien y el mal. O sea, sobre los cinco años. Y en algunos casos, en ningún momento de su vida. Ni este argumento ni el de Sagan me parecen convincentes.

Sobre todo, porque hay una cuestión clara. Sagan dice "si hay que trazar una línea, se debe proceder con cautela, es decir, pecar más por exceso que por defecto". Muy cierto. Si nos pasamos de cautos, si prohibimos el aborto y se descubre que en realidad los fetos no eran niños, habremos fastidiado la vida a muchísimas mujeres. Pero si nos pasamos de osados, si lo permitimos, como se permite hoy, y se descubre después que en realidad los fetos eran seres humanos, habremos sido los causantes del homicidio en masa más atroz de la historia. ¿Realmente es una buena base para una decisión así?

No; hay cuestiones para las que no valen las "soluciones por consenso", las medias tintas. Y el aborto es una de las más claras.

Escrito por Eleder a las 4:59 p. m.

15 aportaciones

Blogger Embajador en el Infierno dijo:

La supina estupidez esa de comparar un feto humano con un ovulo o un espermatozide es probablemente la cagada mas conocida del amigo Sagan. Es curioso que tiene una cantidad enorme de fanáticos seguidores por Internet que no acaban de captar la estupidez del argumento y lo esgrimen continuamente quedandose a cuadros cuando tan facilmente se desmonta. Un cantamañanas vamos.

10:51 p. m.

 
Blogger Patoace dijo:

Tal vez es impericia nuestra, por insistir que la vida empieza en la concepción. En estricto rigor, un espermatozoide está tan vivo como un embrión.
Lo que deberíamos decir es que la identidad, la individualidad es lo que empieza a existir con la concepción, la combinación única y especial de genes, que hace del óvulo fecundado un individuo biológicamente diferente de cualquier otro que exista o haya existido.
En cuanto a Carl Sagan, se mandó otro numerito similar, al afirmar que en Lourdes han habido "sólo" 65 curaciones de cáncer (ver), cuando es evidente para cualquiera que investigue sinceramente el tema que han habido muchas más.

11:17 p. m.

 
Blogger Embajador en el Infierno dijo:

Patricio,

desde luego el espermatozoide está vivo, pero no es un ser humano. Solo cuando se unen el óvulo y el espermatozoide se produce un ser humano.

12:57 p. m.

 
Blogger Adûnaphel dijo:

Tienes razón, aquí se enfrenta la libertad de uno contra el derecho a la vida de un proyecto de persona.

En cualquier caso, si no eres de esas personas que entiende el acto sexual únicamente como medio para tener hijos entiendes que un aborto en una mala ocasión hoy supone el poder crear una familia feliz mañana, cuando estás preparada y las condiciones son más favorables.

Quiero decir, que si abortas hoy en un futuro seguramente si tendrás hijos, cosa que no te plantearías después de una mala experiencia y tener un bebé cuando no estás capacitado para asumir las consecuencias de criar un niño.

Pero esto no iba sobre aborto sí, aborto no, es más, no se puede discutir. Es cuestión de extremos. Yo no obligaré a nadie a interrumpir embarazos, pero a mí que me dejen tomar tranquilamente mis decisiones.

3:27 p. m.

 
Blogger Andrés 2.0 dijo:

Bueno, ejem. Por alusiones creo que me toca contestar...

Sobre este tema, lo único que tengo claro es que no tengo nada claro :P Los argumentos de Sagan no me parecen tan fáciles de romper, ni la solución cristiana tan evidente. Pero tampoco creo que Sagan esté dando la verdad absoluta. El debate es complejo, y expresiones como "supina estupidez", "cagada" o "numerito" no favorecen la fluidez del diálogo, más bien lo contrario.

Yo también creo que en ese artículo Sagan no entra suficientemente a fondo en la cuestión principal, pero en el fondo se puede averiguar su postura.

La cuestión es la siguiente: decís que al tener un ADN completo, la célula fecundada ya es un ser humano. Bien, si esto fuera así cualquier célula del cuerpo sería un ser humano y sería un crimen rascarse el brazo, puesto que mueren células... Bueno, claro, el caso es que el óvulo fecundado no es una célula cualquiera, sino una que tiene el potencial de producir un ser humano nuevo.

Muy bien. Pero entonces un óvulo fecundado no es un ser humano, sino un proyecto de ser humano. Que no es lo mismo. Lo siento, pero no me convence el argumento de que ese óvulo es igual de humano que un bebé recién nacido. Podemos usar el argumento del alma, pero entonces nos salimos del debate razonado y entramos en terreno de fe, que es otra batalla distinta.

Yo creo que la clave es que la pregunta "en qué punto se considera un ser humano?" no tiene respuesta razonable. O mejor dicho, si tiene respuesta: la humanidad no está en un punto, sino en una línea. Como dice este otro artículo que leí el otro día (http://www.sindioses.org/sociedad/stemcell.html) sobre el mismo tema, desde el punto de vista racional, el enfoque sería decir algo así como que el embrión es 1% humano en un punto; 15% humano en otro... Es algo similar a lo que ocurre con el debate sobre la teoría de la evolución. No hay un "eslabón perdido" ni un punto de inflexión, sino una evolución gradual, en la que los seres van adquiriendo cada vez más características humanas.

Otra cosa es que en el sistema ético que necesariamente debemos construir para guiar nuestra convivencia y nuestros actos, debamos poner una frontera clara para saber lo que aceptamos y no aceptamos. Pero esa frontera, como en todos los casos de pendiente deslizante, debe ser necesariamente arbitraria. Lo siento, pero me parece que el consenso y las medias tintas son la única solución.

El otro argumento que dice Eleder basado en el principio de prudencia, también me parece otra pendiente deslizante en sentido contrario. No lo encuentro determinante tampoco. El seguir un embarazo no deseado no sólo es fastidiar a la madre, se trata de toda una vida de posible sufrimiento, para la madre, el hijo, el padre y quienes les rodean. Tampoco me parece algo para obviar de un plumazo.

7:11 p. m.

 
Blogger Imperator dijo:

Ay.

En primer lugar, suscribo todo lo que Andrés ha dicho. Especial énfasis en el uso del eslabón perdido como ejemplo. Bravo.

En específico:

Patoace, tal y como ejemplifica Andrés un óvulo recién fecundado no es una persona. Es un montón de células creciendo y reproduciéndose, pero no es una persona, del mismo modo que tu caspa lleva tu ADN completo y no es una persona. Y por cierto, si lees con cuidado el artículo de Sagan verás que la fuente que cita es la Iglesia Católica, no una fuente opuesta a la veracidad del milagro. El resto del artículo es simple echar cuentas y ver que, en efecto, ir a Lourdes cura menos que el azar.

Embajador: una metáfora.
"La supina estupidez esa de que alguien que obviamente tiene una formación científica que no se expresa en un número entero, critique el conocimiento científico de uno de los mayores divulgadores del siglo XX es una de las cagadas más conocidas de muchos cristianos. Es curioso que tienen una gran cantidad de partidarios que obviamente no atienden a las declaraciones de científicos de la propia Iglesia Católica como el astrónomo del Vaticano (padre George Coyne) que critica el diseño inteligente y muestra que la Iglesia Católica se posiciona respetuosamente a un lado respecto del avance científico, y siguen barbotando sus chorradas sobre Sagan, Hawking y otras grandes mentes científicas sin tener realmente ideas sobre (a) la persona de la que hablan y (b) los conceptos de los que esas personas hablan, a menudo con tanta prudencia y sabiduría. Unos cantamañanas, vamos.

1:16 a. m.

 
Anonymous Anónimo dijo:

Ser "un montón de células creciendo" no es incompatible con ser una persona.

Mi hijo Elías, de 3 años, es un montón de células, y está creciendo. Y es una persona. Es un individuo de Homo Sapiens.

Mi hija Xenia aún no ha nacido, tiene unos 8 meses de gestación. Es un montón de células, y está creciendo. Es un individuo de Homo Sapiens. Es una persona.

Hace 7 meses, Xenia tenía sólo un mes de vida; era un montón de células más pequeño -igual que Elías tiene menos células que yo, que soy el triple de grande. Pero ya era una persona.

Hace 8 meses Xenia era una pequeña pelotita de células, y estaba creciendo. Pero ya era Xenia. Ya era una persona. Era un individuo de nuestra raza. No era parte de mamá, no era "células de caspa" o "células de sangre".

Un espermatozoide es una célula que forma parte de un hombre. Un óvulo es una célula que forma parte de una mujer.

Un cigoto, un embrión recién formado, es cambio, NO FORMA PARTE de la madre, igual que el astronauta no forma parte de la nave. Es un individuo, es individual, y no es un individuo de Quercus Ilex, o de Delphinus Delphis, o de cualquier otra especie.

Es un individuo de NUESTRA ESPECIE.

Los individuos de nuestra especie son PERSONAS. Los llamamos humanos. Los humanos son personas.

Los nazis no estarían de acuerdo, dirían que hay humanos que no son personas.

Pero la gente normal, decente y racional sabe que sí, que todos los humanos somos personas. Ninguno de los nuestros, ningún humano, no es persona. Sí: los individuos de nuestra especie somos personas.

Todos los seres humanos somos montoncitos de células ensamblados de una forma más o menos adecuada.

Individuos de la especie Homo Sapiens: yo, Elías, Xenia, mi niño que murió al 2 mes de gestación... todos.

Y somos personas desde que somos individuos de la especie. Y somos individuos de la especie desde que somos concebidos.

Nadie es concebido como "cosa" y luego se convierte mágicamente en "individuo de la especie Homo Sapiens". Somos concebidos como individuos homo sapiens y como tales morimos.

Igual que cualquier otro individuo de cualquier otra especie.

Tener células y crecer es precisamente lo que hacemos los seres humanos -y otros seres pluricelulares- (hasta que empezamos a perderlas con el envejecimiento).

Elías es un ser humano individual y completo: tiene todo lo necesario para su edad.

Xenia aún no ha nacido: no ha llorado, ni respirado, ni digerido, pero hace cosas que tú no puedes: da volteretas, gira y se retuerce y no necesita respirar. Tiene todo lo necesario para su edad y entorno. ¿Es un "proyecto" de ser humano? No, es un proyecto de lectora de Tolkien, pero como ser humano es todo lo que tiene que ser a esta edad.

Hace 8 meses, Xenia tenía lo que tenía que tener a su edad: una pelotita de células, con capacidad de hacer una placenta, multiplicarse, etc... ¿A que tú ya no tienes ni idea de como hacerte una placenta? Ella se hizo una hace unos meses, y va genial.

Hace 8 meses, Xenia era una de nosotros, un ser humano individual relacionándose con su entorno magníficamente. No era un "proyecto de humano": era un humano con su edad, igual que yo no soy un proyecto de humano.

Yo tengo 31 años. No estoy completo: según los griegos sólo se puede ser sabio, maduro, pleno, a partir de los 50. Pero ni yo, ni Xenia ni Elías somos proyectos de seres humanos: somos individuos de esta especie desde 9 meses antes de nacer, desde que nuestros padres nos engendraron.

Y quien nos mate, en cualquiera de nuestras edades, cigoto, feto, bebé o anciano, comete homicidio.

Mata a un hombre. Mata a uno de nosotros. Un miembro -pequeño o grande- de la Humanidad.

>>>>>>>>>>El seguir un embarazo no deseado no sólo es fastidiar a la madre, se trata de toda una vida de posible sufrimiento, para la madre, el hijo, el padre y quienes les rodean...

Oye, decir "le maté para evitarme un posible sufrimiento" es irresponsable: sirve para justificar el homicidio no sólo de niños por nacer, sino también de niños nacidos. O ancianos. O enfermos. O enemigos.

Además: matar al bebé (nacido o no) no ahorra sufrimiento. Hay miles de testimonios de mujeres que abortaron y han sufrido igual (síndrome post-aborto, busca por Google; busca también por Víctimas del Aborto; y también por "Supervivientes del aborto").

Mira, si una mujer tiene problemas:

a) que busque ayuda, las asociaciones provida saben como dirigir recuirsos y ayudas (en España estas ayudas del Estado para madres en problemas son mínimos y vergonzosos; en cambio, las asociaciones provida ponen todo lo que pueden; yo soy socio de una, pago cuotas y me pasan informes del número de mujeres -y familais enteras- ayudadas cada año).

b) No pasa nada por pasar 9 meses de embarazo. De verdad, de embarazo no te mueres. Luego das el niño en adopción, que hay miles de matrimonios esperando para adoptar.

La alternativa es matar a uno de los nuestros, a uno como Elías, como Xenia, como tú y como yo.

Y cuando una civilización se construye a base de matar a los débiles y pequeños, la idea "matar es una buena solución a tus problemas" se va extendiendo, extendiendo...

Se llama "la Cultura de la Muerte". Y colaborar con ella es indigno.


P. Ginés

9:31 a. m.

 
Blogger Andrés 2.0 dijo:

Espero no acalorar el debate, aunque es difícil hablando de un tema tan tremendo.

Es que la humanidad es una cuestión demasiado amplia para delimitarla a un único punto, un instante. La cualidad de humano es algo que se va ganando. Incluso podría decirse que hay bípedos por ahí andando, con 30 o 40 años, que no son realmente humanos del todo. Alguna vez me he llegado a preguntar si alguno de nosotros es realmente humano. ¿Significa eso que no tenemos dignidad, que no tenemos derechos? Por supuesto que no.

Toda vida es digna y tiene derecho a ser respetada. Y si es un poquito humana, más. Y si es muy humana, más aún. Sin embargo, existen situaciones en las que acabar con una vida, incluso con una vida humana, es el único camino aceptable. Ya hablé de esto aquí, precisamente en este blog, hace tiempo. Esto no es una apertura a la opción de matar como recurso válido ni una cultura de la muerte. Al contrario. El reconocer que existe esta posibilidad es lo que permite poder hablar de ella, acotarla, aclarar qué condiciones se tienen que dar para que no tengamos más remedio que tomar ese camino, y en cambio rechazar rotundamente cualquier otra condición. También reconocer que siempre que se llega a esa condición, es un fracaso, un fracaso de nuestra humanidad, precisamente, que nunca es un triunfo o un medio normal; que seremos más humanos y mejores cuanto menos veces tengamos que pasar por ahí.

Es al negarlo y decir ¡no! ¡nunca¡ ¡jamás! cuando se abre la puerta al "bueno, pero esta vez si" inconsciente y subterráneo, ilegal y fuera de control. De la otra manera, al poder tratarlo abiertamente, se pueden buscar alternativas, estudiar las razones, los sentimientos, y luchar contra ello.

11:11 a. m.

 
Anonymous Anónimo dijo:

>>>>La cualidad de humano es algo que se va ganando. Incluso podría decirse que hay bípedos por ahí andando, con 30 o 40 años, que no son realmente humanos del todo. Alguna vez me he llegado a preguntar si alguno de nosotros es realmente humano.

Eso es pensamiento nazi 100%.

Lo digo sin ánimo de injuriar: constato que esa idea corresponde a esa ideología.

Millones de alemanes pensaban como los nazis sin ser nazis. Pero las ideas se les pegaban.

Y millones de personas siguen haciéndolo, sin serlo.

Es pensamiento nazi, que ha calado de varias formas (de ahí abortos, eugenesias, eutanasias y demás cultura de la muerte).

La idea de que "hay humanos que son más humanos" es lo mismo que hablar de infrahombres y superhombres. Es inaceptable.

Un hombre que no hiciera un solo acto bueno, bondadoso o generoso en toda su vida seguiría siendo hombre, y por ello, digno, poseedor de toda la dignidad humana.

Hablemos estrictamente, seamos concretos: no hay nadie de 40 años andando por ahí que no sea humano del todo. Hay hombres malvados o tontos o enfermos, pero son hombres y punto.

Insisto: yo, mi hijo Elías, mi hija Xenia, mi bebé que no nació... todos somos 100% persona, cada uno según su edad.

Nadie es persona al 23,78%.

>>>>existen situaciones en las que acabar con una vida, incluso con una vida humana, es el único camino aceptable.

Sí, la defensa propia cuando no queda otro remedio y es el único medio proporcionado.
No es el caso nunca del aborto ni de investigar matando seres humanos.
No existe ningún caso en que sea lícito o admisible matar un ser humano pequeño e inocente. Quizá pensando mucho se nos ocurre un caso para cómics de mutantes megapoderosos o historia de ciencia ficción superimaginativa, pero en el mundo real no.

>>>>se abre la puerta al "bueno, pero esta vez si" inconsciente y subterráneo, ilegal y fuera de control.

¿Estás diciendo que con el aborto legal hay menos abortos y más alternativas?
¿Con la esclavitud legal hay menos esclavitud y más alternativas?
¿Si volvieran a legalizar los duelos a muerte habría menos duelos y más alternativas?

La esclavitud intenta colarse de mil formas pese a ser ilegal; igual que la violencia, el asesinato, los duelos y maltratos. Si se legalizara, se extendería como una industria, un negocio más, con sus comerciales y promotores. Menos mal que la ley persigue estas inmorales actividades.

Al legalizar el aborto legalizas toda una INDUSTRIA, que mueve millones, que necesita generar sus clientas, subvenciones, que invierte en publicidad... El 99% de los abortos "legales" en España son en realidad fraudes de ley; aplicando la ley -la actual, profundamente inmoral y anti-vida- con seriedad no se podrían ejecutar. Pero la cultura de la muerte (industria de la muerte) está ya establecida. Y además, cada año crece. Es injustificable.

P. Ginés

12:46 p. m.

 
Blogger Patoace dijo:

Imperator
Respecto de Lourdes, las curaciones son muchas más que los milagros, precisamente porque no basta con la remisión de un cáncer para hablar de milagro, deben cumplirse otros requisitos, y eso es evidente para cualquiera que conozca un poquito lo que hace la comisión médica de Lourdes. Por eso la honestidad de Carl Sagan deja bastante que desear.
En cuanto al cigoto, digo que el óvulo fecundado es, desde un punto de vista biológico, un individuo de la especie humana, diferente del individuo que es su padre o su madre. Eso se demuestra con un análisis comparativo de ADN.
Un individuo puede ser unicelular o pluricelular. Una característica de los individuos pluricelulares es que pueden perder células (rasscarse, amputación, castración, etc.) sin resultar destruidos. Los unicelulares, en cambio, no, destruir esa única célula equivale a destruir al individuo.

3:28 p. m.

 
Blogger Andrés 2.0 dijo:

Veamos. No soy nazi, evidentemente. Lo que he hecho es jugar con las palabras, de forma reconozco que equívoca. He mezclado el concepto de realización completa de la propia humanidad, con el de la dignidad humana.

Una persona puede no desarrollar sus cualidades humanas y dedicarse a vivir como si fuera un pato: comer, cagar, dormir y berrear un rato. Pero eso no significa que carezca de la dignidad y derechos que son 100% aplicables a cualquier cosa que sea un ser humano.

Con lo cual volvemos al principio: ¿cuándo ese ser vivo se empieza a considerar humano? Tú dices que la humanidad surge exactamente en algún punto situado dentro de las 12 horas más o menos que dura la fecundación y reorganización de los genes del óvulo. Yo digo que las cualidades humanas van viniendo progresivamente, en un proceso contínuo que dura mucho tiempo, y que el momento a partir del cual reconocemos la dignidad debe ser fijado de forma inevitablemente arbitraria, en algún punto que no tengo muy claro. Puede ser el que dices tú, u otro posterior. Y personalmente, si tuviera que decidirme, mantendría el límite fijado actualmente en la legislación de nuestro país, aunque no pueda defenderlo a muerte.

Con lo cual no digo que me parezca bueno y saludable el matar un embrión anterior a ese momento. De hecho, conozco a alguna persona que ha pasado por ello y he tenido ocasión de comprobar lo que implica a nivel de sufrimiento y los estragos emocionales que causa. Pero también he podido ver embarazos no deseados que llegan a término, abandonos de hijos, y otros traumas por el estilo. Y no encuentro ninguna regla fija, que sea invariablemente mejor en todos los casos, en lo referido a este tema. Creo que no se debe cerrar esta opción, aunque si se hace, sea con pleno conocimiento de sus implicaciones. Desde luego, nunca alegremente.

7:06 p. m.

 
Blogger Andrés 2.0 dijo:

Por cierto, en el tema de Lourdes, reconozco que el argumento de Sagan es falaz, porque contabiliza únicamente las curaciones consideradas por la iglesia como milagros verificados. Pero evidentemente hay un número indeterminado de curaciones que no son consideradas milagrosas, por falta de pruebas o por otros motivos, pero que también entrarían en la estadística.

Luego ese artículo en concreto me parece bastante equivocado.

7:10 p. m.

 
Blogger Patoace dijo:

Estimado Andrés, la arbitrariedad es evitable. Olvidemos conceptos difusos como "persona" y "humanidad" y recurramos a conceptos biológocos objetivos: individuo de la especie humana.

7:48 p. m.

 
Blogger Andrés 2.0 dijo:

Hombre, es que la dignidad también es un concepto difuso.

Si nos olvidamos de humanidad y nos quedamos con la objetividad biológica, desde esa perspectiva un aborto no es más que la destrucción de un conjunto de células vivas organizadas en algún punto del desarrollo de un ser de determinada especie. Por ahí no hay más problema que en matar una vaca o a una persona adulta. En la biología esto no son más que sucesos que ocurren.

Por este camino yo creo que nos alejamos más aún de lo que estamos hablando. No es una cuestión de biología, sino de emociones y sobre todo de ética.

10:41 a. m.

 
Anonymous Anónimo dijo:

>>>>el momento a partir del cual reconocemos la dignidad debe ser fijado de forma inevitablemente arbitraria

De arbitrario, nada.

Tienes dignidad humana desde el momento en que eres un individuo de la especie humana. Así de claro. Somos individuos de la especie humana desde la concepción.

>>>>si tuviera que decidirme, mantendría el límite fijado actualmente en la legislación de nuestro país

O sea, hasta el día mismo del nacimiento. En España puedes abortar justo hasta que el niño termina de sacar la patita en parto. No hay límite de tiempo si alegas riesgo psíquico de la madre.

>>> aunque no pueda defenderlo a muerte.

Precisamente, por no defender a los débiles y su humanidad hay mucha muerte: 60.000 niños abortados el año pasado.

P. Ginés

11:59 a. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!