"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

7 de mayo de 2006

Vuelta de la aventura

¡Sobreviví a la aventura!

Y no sólo eso, sino que saqué toda una serie de enseñanzas. Veamos:
  • Mirándolo en el mapa, Madrid es plano. Maldito mapa mentiroso.

  • Madrid es un pequeño mundo. Es impresionante la riqueza que encierra. Pequeños barrios que, en medio de todo, se mantienen encerrados en sí mismos: la barriada de Goya, los Cármenes, o el mismo San Isidro, a los pies de la ermita del Santo... Uno los atraviesa, observa las caras de sus gentes, y casi que distingue acentos peculiares en sus voces. ¿Cuáles serán las costumbres ancestrales que mantendrán, cuáles sus tradiciones populares? ¿Qué no daríamos por poder pasar un día, una semana, un año en cada uno de ellos, empapándonos de su forma exclusiva y maravillosa de ver el mundo? ¡Cuánta riqueza nos queda por conocer!

  • Madrid es también peligroso. No sólo por los lugares a cuya entrada se te avisa "PELIGRO DE MUERTE, NO PASAR", sino porque estos lugares bucólicos a los que he aludido se hallan asediados por esa modernidad que, si bien quizás ha ayudado a formarlos, está permanentemente a punto de destruirlos. Y de llevarse tantas cosas buenas con ellos.

  • Pero las cuestas, los fragmentos de monte que aún sobreviven entre avenidas y calles, la toponimia ("calle Arroyo de Valdecelada"... ¿es o no evocador?), nos siguen hablando de una tierra viva que resiste. Y uno acaba su periplo tomando un café en un centro comercial, pero sabiendo que fuera queda algo que defender.

  • Y un poco más feliz que unas horas antes.

Escrito por Eleder a las 4:21 p. m.

4 aportaciones

Blogger Amandil dijo:

Este post tiene un aire evocador muy similar al de "El Napoleón de Notting Hill" de Chesterton. ¿Tendrá también Madrid esa otra realidad "mítica" al fin y al cabo?

Más de una vez busco nombres en esta ciudad (o quizá ya megápolis) que tengan ese aire soñador.

5:16 p. m.

 
Blogger Earendil dijo:

Madrid son muchas ciudades en una sola. Como si fuesen retales que hubiesen traido de alguna parte y los hubiesen unido con el pegamento de las avenidas y las calles.

No es lo que se dice una ciudad milenaria, pero han sucedido muchas cosas aquí, algunas importantes.

10:51 a. m.

 
Anonymous Anónimo dijo:

Enhorabuena por el éxito!

Y yo sin ir a Madrid, ni probar su chocolate con churros, ni sus bocatas de calamares, ni regatear en el rastro, ni encadenarme a un árbol cual baronesa ajada, ni pasear por el retiro... ainssss
Trinity

2:16 p. m.

 
Blogger Eleder dijo:

Amandil, para los que hemos llegado invitados a Madrid, descubrir que el mazacote de hormigón que nos acoge es tan ciudad y tan viva como Zaragoza o Bilbao es toda una sorpresa :)

Earendil, de todos modos, sé que cualquier paseo por Madrid será más rico contigo como "guía nativo"; ¿te apuntas a la próxima? :)

Y Trinity, ¡gracias! Pero ¿a qué esperas? Es muy fácil ir a Madrid, sólo con andar durante bastante tiempo ya te lo encuentras :) (aparte del pequeño detalle de un oceano en algunos casos, claro)

2:24 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!