"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

2 de marzo de 2006

Postear en Cuaresma

Se comentó por ahí hace unos días: ¿los blogueros católicos no deberíamos dejar de postear en Cuaresma?

Las reacciones fueron variadas; al final, cada uno tiene que saber dónde apretarse, como dice Milkus. Pero la idea no era tan rara: ya Hernán decidió, en otro año, abstenerse de postear "miércoles y viernes"... y no es que postear sea nada malo en sí, claro, como tampoco lo es el chocolate. Pero.

En cualquier caso, dado que a mí postear de seguido me supone bastante más de sacrificio que de diversión (y los que conocen mi otro blog lo saben, sigh), creo que no va por ahí lo que debo hacer. Quizás para otro año...

Escrito por Eleder a las 9:53 p. m.

5 aportaciones

Blogger Imperator dijo:

En serio, ¿eso podría tener alguna clase de relevancia teológica o doctrinal?

Me resultaría alucinante la idea de que a Dios le importara si escribes o no en Cuaresma.

12:27 p. m.

 
Blogger Eleder dijo:

No se trata de que "a Dios le importe", Imperator, en el sentido de que "se preocupe" si no lo haces.

Pero partiendo de la base de que a Dios le importa todo lo que una persona haga que contribuya a su felicidad y a su crecimiento, la pregunta sería: ¿podría ayudar a la madurez o la felicidad de una persona abstenerse de escribir posts en Cuaresma?

Y la respuesta... bueno, pues que depende. Quizás haya gente para las que postear se convierta en poco menos que una obsesión (me consta que alguna hay); o que, simplemente, tomaron el hábito de escribir y desde entonces no han vuelto a reflexionar sobre qué escriben, por qué escriben... A esas personas podrían venirles bien un momento de paro, de tranquilidad y de reflexión.

En el sentido en que "paras" de tu actividad diaria para "desconectarte" y "realimentarte", estos parones pueden (dependiendo del caso) ser beneficiosos; y la Cuaresma, simplemente, proporciona una ocasión para planteárselo. Digamos que es el mes del año en que se nos "ofrece" la ocasión de meditar algo más, a los que la necesitamos.

No sé si he aclarado algo...

12:51 p. m.

 
Blogger Imperator dijo:

Sí, lo cierto es que sí.

Puedo entender y compartir contigo que dedicar un tiempo al año a reflexionar sobre lo que haces es bueno. Y la Cuaresma puede ser una fecha como cualquier otra, realmente.

Supongo que siempre me han extrañado cosas como que, en tiempos de mis padres, se te prohibía comer carne en según qué días, o reír en Semana Santa, porque en teoría a Dios le importaba eso. Entiendo que esa no es la postura que propones, y estoy de acuerdo con ella.

7:35 p. m.

 
Blogger Eleder dijo:

Sí... pero cuidado; a veces, el problema es más de las palabras con las que se definen las cosas (sobre todo antes del CVII) que de las propias cosas. Umm... después de escribirlo, creo que merece la pena un post nuevo.

9:05 p. m.

 
Blogger P. Gines dijo:

Los niños imitan a su padre.

Y, a veces, el padre habla y actúa como un niño para que el niño le entienda y sepa que "papá es de los míos".

Dios se hizo hombre; se llamó Jesús; se fue al desierto a ayunar -y así experimentar conn plenitud lo que significa pasar hambre, estar solo, cansarse-. Y estuvo 40 días. Preparación, empequeñecimiento, dejar lo superfluo.

Eso hizo el Hombre-Dios.

Y nosotros, que somos niños imitando a los mayores, hacemos como Él.

¿Habéis visto el post de Tatiana cachondeándose de los pequeños y ridículos ayunos católicos? En www.quediario.com "Una rusa en Barcelona".

9:38 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!