"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

19 de febrero de 2006

Monte

Ha empezado la temporada de monte en Madrid.

Desde pequeño me ha encantado ir al monte, como es habitual en Bilbao, por otra parte. El monte ha sido, para mí, una especie de "liturgia condensada", un aprendizaje de lo que significaba vivir en el Señor y para el Señor.

Antes de echar a andar, preocuparse de tener todo lo necesario: no salir "a la buena de Dios", sino bien preparado. De lo contrario... no es que llegar se haga imposible, pero sí que costará mucho más.

¡Llegar! Muy importante: tener clara la meta, el objetivo. Salir al monte sin tener claro qué monte vas a subir no es ir al monte: es "pasear por el monte", que puede estar bien, pero no es lo mismo.

Tener mapas: si no sabemos el camino de memoria (y no suele ser así), es muy necesario tener un mapa, e indicaciones de la ruta, que nos ayuden a no perdernos. Mapas oficiales, por favor, e indicaciones de montañeros que nos den confianza, no el primer libro que haya por ahí que ponga "Cómo Llegar Rápido y Feliz a la Cumbre". Y cuando hasta esto nos falla, porque a veces ocurre que no interpretamos bien las señales, pedir ayuda a otros montañeros, o, incluso mejor, a la gente que viva por allí: estarán encantados de ayudarte, y su sencillez será otra lección para el día.

Comenzarás a andar con espíritu ágil y animoso... hasta que lleguen las primeras cuestas. Y las segundas. Y las terceras. Y empezarás a añorar tu cama, y a pensar que "quizás no ha sido una buena idea". Pero, incluso en el sacrificio y en el cansancio, seguir disfrutando de cada paso, del ambiente y de la ocasión.

Levantar la mirada: ¡no vale de nada llegar a la cumbre si te has perdido todo el camino! Disfrutar del paisaje, de la compañía de los otros, de la hermosura de la creación, e incluso cantar, costumbre que se está perdiendo. Ikusi mendizaleeeeeaaaak... Y sentirte pequeño, pero, a la vez, central, por poder disfrutar de todo aquello.

Darte cuenta de que, una vez en el camino, no hay marcha atrás. No vale decir "no puedo más, me quedo aquí sentado y ya no me muevo". Una vez estás en medio del monte, lo único que puedes hacer es continuar, aunque sea apretando los dientes y los puños, y sufriendo a cada paso. O, simplemente, soportando incomodidades (lluvia, rozaduras...) Y habrá ocasiones en que esto ocurrirá. No sé si fue el entrenador de fútbol Clemente el que acuñó esa frase de "¡Pisa fuerte y continúa!". Pues eso.

Llegar a la cima. Pararse. Tomarse su tiempo. Respirar. Levantar los brazos. Soltar un irrintzi, si la hazaña lo merece. Mirar alrededor. Sonreir. Para todo el que ha ido al monte alguna vez, ¿hay algún momento más maravilloso que éste?

Y, una vez abajo, parar en una taberna del pueblo más cercano, calentarse y tomar algo caliente (o frío, según gustos), cambiarse de calcetines, ponerse las playeras... El descanso que sigue a la victoria. Mucha gente pagaría por esto; pero es algo, precisamente, que no se puede comprar; sólo lo conocen los que lo han sufrido antes.

Vuelve la temporada de monte en Madrid. ¿Alguien se apunta?

Escrito por Eleder a las 2:31 p. m.

3 aportaciones

Blogger Andrés 2.0 dijo:

Mmmm...

Llegar a la cima. Pararse. Tomarse su tiempo. Respirar. Levantar los brazos. Soltar un irrintzi, si la hazaña lo merece. Mirar alrededor. Sonreir. Para todo el que ha ido al monte alguna vez, ¿hay algún momento más maravilloso que éste?

Tengo aquí delante unas fotos de una subida al monte de hace tiempo, con un final como ese.

Apetece, apetece. Ya veremos.

8:55 p. m.

 
Blogger Sangre Azul dijo:

Me anotaría si no estuviera tan lejos.

3:22 p. m.

 
Blogger Altariel dijo:

¿Qué voy a decir yo del monte? Es mi gran pasión, y si pudiera viviría en un verde valle entre montañas. Me encanta... Me apunto hoy a la autoescuela, y en cuanto tenga coche y una tarde libre me pienso ir a respirar el aire puro de montaña y a darme una vuelta. Ay, ojalá tuviera un fin de semana entero para irme de senderismo por caminos perdidos...

3:38 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!