"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

10 de enero de 2006

María Corredentora

Al catolicismo se le ha acusado muchas veces de "mariolatría", de poner tanto énfasis en la dignidad de María, que se acababa convirtiendo en casi un ídolo. Si existiera realmente una herejía tal, sería de las pocas herejías que yo miraría con respeto, la verdad. Porque María es un increible don entregado por Dios para humanizar una religión que podía haberse convertido en inhumana, a fuer de pura.

Por eso, la Iglesia nunca ha tenido problemas en dejar lo más claro posible este papel central de María. Y lo ha declarado, para que no quedara ninguna duda, a base de dogmas: el de "María Madre de Dios" en 431, el de la "Inmaculada Concepción" en 1854, el de la "Asunción de María" en 1950, y el de la "Virginidad Perpetua".

Pero acabo de descubrir que existe un importante movimiento de católicos que presentó siete millones de firmas para pedir la instauración de un "quinto dogma mariano": el de "María Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada".

Jesucristo como verdadero Dios y verdadero hombre redime a la familia humana, mientras que María como Co-redentora, participa con el Redentor en su único perfecto Sacrificio de una manera completamente subordinada y dependiente. La palabra clave aquí es "participación" en aquello que es exclusivamente verdad de Jesucristo. El título de "Co-redentora" nunca pone a María a nivel de igualdad con nuestro Señor; al contrario, se refiere a la participación única e íntima de María con su Hijo divino en la obra de la redención. "Co-redentora" es una palabra latina; el prefijo "co" en este título, se deriva de la palabra del Latín "cum", que significa "con", no "igual a". Los sufrimientos de María son eficaces para la redención del hombre, porque están totalmente enraizados en las gracias redentivas de Cristo y unidas a Su voluntad redentora.


Según leo aquí y aquí, se han enviado más de 7 millones de peticiones personales de fieles, junto con el respaldo de 550 obispos y 40 cardenales. El propio Juan Pablo II utilizó el término "corredentora" en varias ocasiones.

Sin embargo, Benedicto XVI no consideraba apropiado dar ese paso actualmente, desde la Congregación para la Doctrina de la Fe, por varias razones: el término no aparece como tal en la Escritura ni en los Padres de la Iglesia, su significado ya está contenido en otros títulos de María, y, la que quizás sea la razón más importante para él (aunque no la haya explicitado directamente), esa proclamación puede dificultar el ecumenismo con las iglesias protestantes.

Los enlaces de arriba dan respuesta a estas objeciones. Por ejemplo, se dice que una proclamación clara y diáfana de este dogma distinguiría perfectamente algo que, según algunos protestantes, se confunde muchas veces en el catolicismo: la sola función redentora de Cristo, y la "participación", importante pero auxiliar, de María. Según el cardenal O'Connor, "Evidentemente, una definición formal sería enunciada en una tan precisa terminología, que otros Cristianos perderían su inquietud de que no sabemos distinguir adecuadamente entre la excepcional asociación de María con la redención y el poder redentor ejercido por Cristo solo".

Actualmente (al menos en 1997) el Vaticano no había puesto en marcha ningún proceso de discernimiento sobre este "quinto dogma". He llegado a leer que "Quizás Benedicto XVI se lo estaba guardando para su papado" (!!). Sin entrar en estos argumentos de "maestros de sospecha", la verdad es que, si la Iglesia lo cree conveniente, lo proclamará cuando sea oportuno, y por mi parte, estaré más que encantado :)

¡Interesantísimo asunto! ¿Cuántas cosas más me quedan por saber aún de esta mi Iglesia?

Escrito por Eleder a las 11:56 p. m.

3 aportaciones

Anonymous Angel Undómion. dijo:

Tomado de El Hombre-Dios

...Y os digo que está para cambiar la posición de la mujer respecto a las tradiciones, como respecto a muchas otras cosas. Y ello será justo, porque de la misma manera que Yo para los hombres todos, así, una Mujer obtendrá en modo especial para las mujeres gracia y redención ».

«¿Una mujer? ¿Y, según Tú, cómo va a redimir una mujer?» y Judas de Keriot se ríe.

«En verdad te digo que Ella ya está redimiendo. ¿Tú sabes lo que es redimir?».

«¡Claro que lo sé! Es liberar del pecado».

«Sí. Pero liberar del pecado no serviría de mucho, porque el Adversario es eterno y volvería a insidiar Pero del Jardín terrenal una voz surgió, la Voz de Dios, diciendo: "Pondré enemistad entre ti y la Mujer... Ella te aplastará la cabeza y tú acecharás su calcañar". Nada más que una asechanza, porque la Mujer tendrá, tiene en sí, aquello que vence al Adversario. Y redime, por tanto, desde que existe. Redención ya presente, aunque celada. Pero pronto se manifestará al mundo, y las mujeres se fortalecerán en Ella».

«Que Tú redimas... de acuerdo. Pero una mujer que pueda... No lo acepto, Maestro».

«¿No recuerdas a Tobías? ¿Su cántico? ».

«Sí. Pero habla de Jerusalén».

«¿Tiene, acaso, ya Jerusalén un Tabernáculo en que esté Dios? ¿Puede Dios asistir desde su gloria a los pecados que se consuman dentro de las murallas del Templo? Otro Tabernáculo era necesario, y que fuera santo, y que fuera estrella que recondujera los errantes al Altísimo. Y esto se da en la Corredentora, que por los siglos de los siglos exultará de ser la Madre de los redimidos. "Tú brillarás con luz espléndida. Todos los pueblos de la Tierra se postrarán ante ti. Las naciones llegarán a ti desde lejos, llevando dones, y adorarán en ti al Señor... Invocarán tu gran nombre... Los que no te escuchen estarán entre los malditos, y benditos aquellos que se adhieran a ti... Serás feliz en tus hijos, porque ellos serán los benditos reunidos con el Señor". El verdadero cántico de la Corredentora. Y ya en el Cielo lo cantan los ángeles, que ven... La Jerusalén nueva y celeste comienza en Ella. ¡Oh, sí, esto es verdad! Y el mundo la ignora. Y la ignoran los ofuscados rabíes de Israel...». Jesús se sumerge en sus pensamientos...

6:09 a. m.

 
Anonymous Undómion dijo:

Nota: Su cántico, que está en Tobías 13, y cuya parte citada empieza en el versículo 13.

6:14 a. m.

 
Anonymous Anónimo dijo:

El titulo de María como "corredentora" no es nuevo, que te hayas enterado ahora no lo hace nuevo. ¿sabías que JP II usó ese termino seis veces durante su pontificado? ¿sabías que en la serie de catequesis de JP II sobre la Sma. Virgen entre 1997 y 1999, hubo una en que explicitamente usó el termino "corredentora", pero en la publicación en L'osservatore Romano "alguien" (recordemos que todos los organismos de la Curia Romana están subordinados al Secretario De Estado, que para esas fechas era Angelo Sodano, lo cual permite la existencia de un "Papa De Facto") decidió corregir a JP II y sustituyó la palabra "corredentora" por "cooperadora"?

6:41 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!