"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

24 de enero de 2006

Desde Cuenca

El título de este post es, siguiendo mi costumbre, polisémico. Por una parte, su sentido es bastante literal: voy a contar el fin de semana que he pasado en Cuenca (España): la Tarwë.

Nos reunimos un grupo de miembros y simpatizantes de la Sociedad Tolkien Española, a los que, además de la afición a Tolkien, nos unía nuestra fe católica. Había alguna excepción en ambos sentidos: católicos no metidos en ambientes tolkienianos, y tolkienianos que aún están buscando la Verdad, y que deseaban compartir esos días con nosotros. El ambiente fue espléndido, de lo mejor que he pasado nunca; la organización del smial de Cuernavilla (grupo local de la STE en Cuenca) absolutamente impecable; el lugar, impresionante (¡¡pero qué bonito es Cuenca!! ¿¿Cómo nadie me lo había dicho antes??)... Un precioso fin de semana en toda regla.

Las actividades fueron las que se podían esperar de un encuentro tolkieniano y católico. Comenzamos con un acto penitencial, en el que rezamos un Rosario (yo pude estrenar por fin el que me había traído una tía mía desde Tierra Santa!!), y pudimos acercarnos a confesarnos con el sacerdote que nos acompañó (el Padre Declan, un socio reciente de Cuernavilla, y uno de los grandes descubrimientos de este fin de semana!). Esto lo hicimos en la Ermita de las Angustias, un precioso paraje.

Pasamos la noche de charla, con pastitas y té (y muuuucho café); lo de "00:30 - Silencio" fue más piadoso que real; los dos días tuvimos Noche Intemporal como mandan los cánones tolkienistas :D

Por la mañana, laudes y misa, y Azaghâl, Tatiana y yo moderamos una mesa redonda sobre aspectos de la catolicidad de Tolkien, y su aplicación a nuestras vidas. Yo aprendí muchísimo de la parte de Azaghâl y Tatiana, y espero al menos haber entretenido al resto con la mía.

Lectura de pasajes completísima: fragmentos de Tolkien, Lewis, Chesterton, de la película "Juan Nadie" (que hay que ver, viendo la reseña que nos hizo Keleb-dûr)... Después Rosario, Adoración (Padre Declan, ¡al final no nos explicaste qué era "Adoración Menor"!), cena y otra noche muy relajada y divertida.

El domingo hicimos laudes en la Catedral, y aprovechamos para visitarla con el guía oficial. Interesantísimo todo: es la Catedral más ecléctica que he visto nunca. Terminamos las actividades con un debate sobre el papel de los cristianos en el mundo, y el papel de Tarwë en particular.

Una vez contado esto, paso a explicar el segundo significado del título: "Desde Cuenca" tiene también un sentido temporal. Porque una experiencia así, si es sincera, no es en vano; y si bien he contado de un modo somero las actividades, para mí ha sido una de las experiencias más serias y profundas que he tenido en muchísimo tiempo. Y me ha hecho darme cuenta de que hay aún un montón de cosas en mi vida que tengo que arreglar. Así que espero ponerme a ello, y que los frutos se vean (la confesión, en efecto, sirve para algo... aunque es dura, muy dura; que luego vengan a decir que el cristianismo es la religión de los débiles... ¡ja!).


En cualquier caso, muchísimas gracias a todos los asistentes: a todo el smial de Cuernavilla (¡María, vete reservándome una botella de Resoli en cuanto lo hagáis, ¿vale?! ;) ), a Glirhuin y su arpa (preparando Tarwe-Madrid...), a Keleb-dûr, a Juan-Luis, a Grichan (¡confírmanos la fecha de la Meren, ¿vale? y preciosas las fotos!), y a todo el resto.

Y gracias, sobre todo, al Espíritu, que sigue demostrando su sentido del humor al soplar de formas insospechadas, pero a la vez claras y concisas. Estamos en una gran Pelea, y espero demostrar ser digno de estar en sus filas.

¡Hantalë, Tarwendili!

Escrito por Eleder a las 1:24 p. m.

4 aportaciones

Blogger keleb-dûr dijo:

(Padre Declan, ¡al final no nos explicaste qué era "Adoración Menor"!),



>>>>POrque no se lo preguntaste XDDD Yo sí, y me dijo que era la Adoración del Santísimo pero no en la Custodia, sino en esa cajita más humilde, que, como comentó en el Acto, a fin de cuentas casa mejor con Cristo. Es que, se le olvidó consagrar la Custodia en la Eucaristía. Qué risas porque dice que se acordó justo cuando ya estaba consagrando y claro, no iba a parar para ir a buscar la Custodia.....imagínate...esto...ehhh...un momento Espíritu Santo, quédate un ratito planeando sobre la Forma que ahora vengo XDDDDDDD

Olatz

4:26 p. m.

 
Anonymous Juan-Luis dijo:

jejeje, Eleder, firmo aquí que te he visitado y leído. Gracias por la crónica, me ha encantado.

Iba a responderte a lo de la "Exposición" Menor (la adoración no es menor) pero ya lo ha hecho Keleb-dûr...jejeje...

Un abrazo!!

Juan-Luis

12:54 a. m.

 
Blogger Declan Huerta Murphy pbo dijo:

te lo queria comentar, pero hice un enlace a mi blog. Cosas de pardillo principiante.

Declan Huerta

9:40 p. m.

 
Anonymous Missymml dijo:

Leyendo esta crónica me doy cuenta de eso de las grandes oportunidades perdidas (me enteré a posteriori) que no vuelven ni se recuperan. Sigh

Un beso de la María que no fue :)

4:29 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!