"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

14 de diciembre de 2005

Sobre la penitencia

Me advierten un par de lectores de que no he sido preciso al hablar del sacramento de la penitencia en un post anterior. ¡Gracias! Es verdad que muchas veces no intento realmente ser exhaustivo, sino sólo dar impresiones generales; pero siempre agradezco estas puntualizaciones.

En este caso, me han servido para animarme a poner en negro sobre blanco lo que son, para la Iglesia, los verdaderos requisitos para el perdón de los pecados. No creo que así se elimine el mito de "actúas mal, te confiesas y ya está", pero alguno habrá interesado, pienso yo.

Primero, apunto que es un sacramento de pura base evangélica, no un invento tardío de los católicos: "A quienes perdonéis los pecados les serán perdonados" (Jn 20, 23). De todos modos, el único que perdona es Dios: los sacerdotes lo hacen sólo en su nombre.

Se definen cinco requisitos para una buena confesión:
  • Examen de conciencia

  • Arrepentimiento

  • Contrición (o sea, "propósito de enmienda", el "nunca más pecar")

  • Confesión (propiamente dicha)

  • Penitencia o "satisfacción"


En resumen: para que una confesión sea correcta, es preciso haber examinado bien los actos realizados, arrepentirse con sinceridad, tener el propósito de no volver a pecar, y si se impone algún tipo de penitencia o acto de reparación, cumplirlo. Y esto no es sólo "rezar cuatro avemarías", sino que pueden ser actos de verdadera reparación: "pídele perdón", "devuelve lo que has robado", "restablece la reputación a aquél al que calumniaste"... Esto es una parte intrínseca del sacramento (aunque "corregir el daño causado" no basta, por sí solo; los que hemos leído El juego de Ender y sus secuelas bien lo sabemos).

En caso de peligro de muerte, todo sacerdote, aun el que carece de la facultad de oír confesiones, puede absolver de cualquier pecado (dice el Catecismo) e incluso, curiosamente, de la excomunión.

Y otras muchas cosas que se podrían decir, pero baste por hoy... al menos para reparar mi imprecisión del post anterior.

Escrito por Eleder a las 1:17 a. m.

0 aportaciones

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!