"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

30 de diciembre de 2005

Abortos y disparos

Bajo el título "Se dispara el aborto", el periódico El País (vinculado con la izquierda gobernante en España) analiza los alarmantes datos de este año 2005: 85.000 abortos. Un incremento del 73% con respecto a 1995. Preocupante para cualquier persona de bien, y una tragedia absolutamente monstruosa para un católico. Y sancionada por la ley.

El País, en todo caso, se preocupa: cuanto más disponible está la información sobre el uso de condones, las campañas a favor de su uso, cuando se recomiendan no sólo como regulación de la natalidad sino por razones sanitarias, más suben los abortos. Algo parece que falla.

Y al hablar de las causas, mencionan "factores sociales y económicos", "precariedad laboral", "falta de acceso a la vivienda" (¿acaso esto no ocurría antes, y era incluso peor?), y una "tendencia a subestimar los riesgos de determinadas conductas sexuales". Y afirman que "es evidente que algo falla en la educación sexual que reciben los jóvenes". Algo, por fin, en lo que estamos de acuerdo.

El problema es la banalización del sexo. La única receta, el "sexo con responsabilidad". Pero pretender que la responsabilidad se limite a "ponte una goma cada vez que lo haces", mientras se fomenta el "hazlo donde sea, como sea, cuantas veces sea y con quien sea", mientras la promiscuidad sigue vendiéndose como bandera de éxito social, mientras la iniciación sexual tardía se sigue viendo con miradas de lástima... Pretender que el sexo sea irresponsable en todo excepto en el hecho de "ponerte la goma antes de hacerlo" es totalmente irrealista.

Pero vivimos en una sociedad en la que se educa en la irresponsabilidad, en esto y en todo. Y pagamos las consecuencias. En este caso, 85.000 muertes. Y las que vendrán.

Ay... demasiadas cosas para decir, en esta fiesta de la Sagrada Familia. Pero tenemos tiempo. Al menos a nosotros no nos lo negaron al nacer.

Escrito por Eleder a las 12:07 p. m.

1 aportaciones

Blogger Altariel dijo:

Tienes razón. Y es una pena que el sólo hecho de no ser un asesino y no compartir la postura de un asesino, te convierta en un facha anclado en el pasado que a ver si despiertas y espabilas, que esto es el s. XXI, como me pasa a mí. La gente no ve más que lo que quiere ver. No quieren ver que están privando a alguien de nacer, sino tan sólo que se van a arruinar la vida. En mi opinión, quien es lo suficientemente maduro para mantener relaciones sexuales, lo ha de ser para asumir las posibles consecuencias. Pero ya se sabe... Lo importante es uno mismo, mi tiempo, mi dinero, mi juventud y mi mentalidad pseudoprogresista. Qué pena, hombre... Qué pena que se engañen así y se vendan a sí mismos la moto, porque los que a la larga pierden, son ellos mismos.

7:07 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!