"Eman ta zabal zazu munduan frutua" ("Gernikako Arbola", de Iparragirre)

5 de septiembre de 2005

Un dilema

Veo pocas películas. Mis amigos pueden atestiguarlo (una de las frases que más he oído en los últimos cuatro años ha sido una variante de "¿¿Que no has visto <<título de película supuestamente imprescindible>>??"). Y en televisión, aún menos (no tengo. Televisión, quiero decir).

Pero en mi último viaje a la casa materno-paterna en Bilbao aproveché para ver la que ponían en ese momento, que resultó ser Esencia de mujer, con Al Paccino. Se dejó ver, aunque me sigue pareciendo que Al Pacino siempre hace variantes de un mismo papel... será eso, que veo pocas películas.

La cosa es que ésta me recordó un dilema moral, que nunca he sabido resolver correctamente; y me atrevo a plantearlo aquí, por si algún lector ocasional tuviera a bien darme su opinión (ya sabéis, "Mensaje", abajo a la derecha):

Chivarse es malo. Esto es algo que siempre he tenido claro. Nunca lo he racionalizado demasiado, pero siempre me ha parecido que dar cuenta a la autoridad del pecado de otros era algo para lo que no tenía autoridad (creo que el Padre Brown compartía esa opinión... pero claro, él es sacerdote, y quizás en su caso se trate de analogía con el secreto de confesión. Una pena, era una buena referencia).

Esto choca, en un primer momento ya, con el deber legal de "asistir a la autoridad" y "notificar los delitos", pero dejemos esto por un momento, y centrémonos en la cuestión moral.

Si un amigo mío roba, ¿es mi deber moral ir a la policía y ayudar a prenderle? ¿O más bien ir junto a él, explicarle por qué es incorrecto lo que ha hecho, e instarle a entregarse? ¿Y si ha robado a otro amigo? ¿Y si en vez de robar ha hecho algo peor? ¿Y si, al no ayudar a entregarle, estoy permitiendo que repita su acción...?

Supongo que muchos simplemente negarán la mayor, y dirán que no, que chivarse no es malo. Pero, en las pocas referencias históricas que me vienen a la mente (como la de Monseñor Laboa, nuncio en Panamá cuando el incidente de Noriega), me parece que la Iglesia ha estado más bien del lado hacia el que parece caer mi conciencia... No lo sé. Y me encantaría no tener que saberlo nunca. Pero si se diera el caso, me gustaría tenerlo claro.

¿Algún comentario?

Escrito por Eleder a las 10:16 p. m.

0 aportaciones

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Blogs (renovando links...)
 Esperando Nacer
 Splendor veritatis
 Una rusa en Barcelona
 Mar Adentro (Lc 5,4)
Blogs amigos (renovando links...)
 Docking Bay 94
 Cuaderno de bitácora del Vingilot
 Íberos
 Dance de la Mort
Cosas que hacer

El Transsiberiano
Correr una maratón
El GR-10 entero
Los 100 montes

agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
julio 2006
agosto 2006
septiembre 2006
octubre 2006
noviembre 2006
diciembre 2006
enero 2007
febrero 2007
marzo 2007
mayo 2007
junio 2007
julio 2007
diciembre 2008
enero 2009
febrero 2009
marzo 2009
abril 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
diciembre 2009
diciembre 2010
junio 2012
enero 2013
Libros leí­dos en 2006

¡Muchas gracias a Dan Solo por el diseño!